Operación pañal (Dame veneno que quiero morir…)

 

Dame venenooo…prefiero la muerte que vivir sin ti (pañal) dame venenooo. En fin, nos lo tomaremos con humor porque en casa este fin de semana hemos empezado la segunda operación pañal.

Le toca al mediano, el que con 6 meses gateaba y a los 9 andaba, el que a los 18 aterrorizaba a las abuelas del paseo con sus carreras en patinete y el que juega a fútbol mejor que yo (ok, no es muy difícil pero tiene mérito con dos años), el de los abrazos intensos y los besos con boquita de piñón. Pero también es el de las rabietas constantes y el NO! como respuesta recurrente así que era todo un interrogante saber por dónde nos saldría con algo tan delicado como es el control de esfínteres.

Recuerdo con nostalgia una conversación cuando yo era una primeriza cándida. Me encontré una mamá de la guardería que ya tenía una hija más mayor y yo, toda inocencia, le comenté “Qué ganas tengo de sacarle ya el pañal” y me contestó contundente “Qué dices??? Pues como mi hijo es de septiembre, yo a poco que pueda lo alargo un año más” y pensé que se había vuelto loca… JA! Unos meses después cuando mi querido hijo seguía haciéndose caca encima entendí el porqué… 8 meses queridas mamás, OCHO meses, tardó mi hijo mayor en controlar la caca. El pipí bastante menos, por suerte, porque el primer día se hizo 14 pipís… Enseguida entendimos la recomendación de la guardería de no salir ese fin de semana de casa.

Así que este fin de semana (bueno sólo el lunes que era festivo, pero no se lo digáis a las de la guarde) hemos estado atrincherados en casa, fregona en mano, y el resultado de momento no ha sido tan dramático como pensábamos.

Como ya os he dicho con el mayor el primer fin de semana, y el primer mes (para qué engañarnos) fue horrible y como sólo teníamos ese referente pensábamos que era lo normal. Sí que es verdad que hay la típica mamá que te dice “uy pues mi hijo en dos días lo tenía dominado” pero yo siempre desconfío de las de “uy pues mi hijo”. Total que la sorpresa fue que le quitamos el pañal y el primer pipí lo hizo la mar de feliz en el orinal! Ni os cuento la fiesta que le hicimos, creo que desperté a medio vecindario. Luego me dí cuenta que debía formar parte de una estrategia para tenerme contenta porque ni uno más de los 7 restantes del día fue dentro…

El segundo día, ya en la guarde, mitad dentro y mitad fuera. Desde aquí mi más sincero agradecimiento a las profes de guardería porque todo su trabajo es digno de alabanza pero el tema de control de esfínteres requiere de una paciencia (y un estómago) enorme! Un abrazo desde aquí.

Vuelvo al tema que me voy, tercer día todos los pipís y caca en el váter, todos, TODOS, no me lo podía creer…me iba a encarnar en una mamá “uy pues mi hijo en dos días…”??!! y la respuesta, cómo no, es que NO…ayer volvieron los escapes. Y eso que no he cometido el error de pregonarlo a los 4 vientos como cuando eres novata. Atención mamás novatas, consejo de tri-madre: Nunca, jamás, bajo ningún concepto se os ocurra decir en voz alta “qué bien, mi hijo ya duerme toda la noche / ya come él solito / no se ha puesto malo este invierno”, si lo hacéis la maldición caerá sobre vosotras provocando el efecto contrario. Si vuestro hijo duerme del tirón os despertáis, hacéis una fiesta interior, y cómo mucho le guiñáis el ojo al padre de la criatura pero que nadie más se entere, estáis avisadas.

En fin, a ver cómo va hoy en la guarde y qué nos depara el fin de semana, que nos apetece salir aunque sea con empapador en el cochecito.

¿Y vosotras cómo lo llevasteis? ¿Cómo fueron las operaciones pañal de vuestros hijos? ¿Algún consejo??

4 opiniones en “Operación pañal (Dame veneno que quiero morir…)”

  1. Eva la Maite desde el segon mes ja dorm tota la nit i a la seva habitació, estem super contents amb ella i la veritat es que jo crec que la naturalessa es llesta i ens ha donat una nena molt bona
    i que amb el primer mes que va tenir que passar s’ha tingut que acostumbrar a molts de canvis tant de casa com de mans que l’han cuidat. Per l’operació bolques encara falta pero ens ho prendrem amb calma a veure com va

    1. Qué bé que hagueu pogut fer canvi ja! nosaltres es que per logistica encara no l’hem pogut canviar pero ara que tindrem dies lliures es el moment de jugar al “joc de les habitacions”..a més els grans tenen ganes de dormir junts i això s’ha d’aprofitar! Gràcies pel teu missatge, petons!

  2. Ui! Doncs les meves filles… jajajaja. Amb 15 dies ho vam superar del tot i, gràcies al teu consell, fins i tot per les nits va ser un vist i no vist. Ànims i força a totes les mamis i papis que esteu en el proces!

    1. siiii….ja ho recordo ja!! no ho vul dir massa alt però anem força bé! es lo que tiene ponerse en lo peor, després et sembla més fàcil..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *