Peli navideña, sofá y manta

Cómo se prevén estas Navidades?? Sea trabajando (como yo #pringuertotal) o de vacaciones seguro que alguna tarde en el sofá con la mantita o alguna noche que dejéis el móvil aparcado cae una de estas películas míticas. Ya sabéis, esas que hemos visto mil veces pero que nos las tragamos como si fuera la primera vez! Aquí van mis prefes:

La Princesa Prometida

La princesa prometida o como creer en el “Amor Verdadero”.

Robin Wright y Carl Elwes son los protas de la historia que le cuenta “Colombo” a su nieto “Kevin de aquellos maravillosos años” (podría poner sus nombres pero seguro que así los conocéis antes). Peli de aventuras con final de prota que rescata a su enamorada…seguro que las feministas de ahora se quejarían y dirían que ninguna chica necesita ser rescatada pero que queréis que os diga, a mí me encanta. Además no es tan ñoña como parece porque está llena de acción, aventuras, gigantes, monstruos y venganza (Soy Íñigo Montoya, tu mataste a mi padre, prepárate para morir…) aunque sí, lo importante de la peli es el “amor verdadero”.

Los goonies

Los Goonies o la pandilla que todos hubiéramos querido tener.

Otro clásico para las de mi generación. No hay mejor peli de aventuras que los Goonies, esa pandilla de amigos que un día encuentran en el desván un mapa del tesoro y deciden ir a buscarlo. Queréis que os diga algo que os va a doler…esta peli es del 85 babies!! siento haceros sentir viejunas así, sin contemplaciones.

Atrapado en el tiempo (o el día de la marmota como la conoce todo el mundo)

Atrapado en el tiempo, es decir, el día de la marmota.

Se ha convertido en un referente, quién no se ha sentido alguna vez como el prota de esta peli?? cuando caaaada día te parece exactamente igual al anterior y acabas soltando lo de “Estoy en el día de la marmota” pues bien, en ese momento la vida te pide a gritos un cambio. Pero volvamos a la peli, no deja de tener gracia ver el desespero de Bill Murray intentando que cambien las cosas una y otra vez sin éxito. Por cierto, alguien recuerda si el bicharraco da sombra o no al final??

Family Man

The family man o el amore en casa visto por un agujerillo…

Esta peli es mala, malísima y quizás ni sabéis cuál es pero prometo que cada Navidad la repiten. Es una de Nicolas Cage (nunca creí que recomendaría algo de este hombre) y Tea Leoni en la que el prota es un broker que se ha dedicado sólo a amasar dinero y ha descuidado toda relación personal y, después de un accidente, se despierta de golpe siendo padre de una familia de clase media. Nada nuevo pero la gracia está en que mi amore en más de una ocasión, sobretodo cuando tuvimos al mayor, me decía que se había transformado en Family man, así que le tengo como un cariño especial a la peli. Si este año la pilláis mirárosla, bien pensado tampoco es tan mala…jeje

Love Actually

Love Actually o como tener una sonrisa tonta toda una película.

Sin duda mi favorita, la peli de Navidad por excelencia, no sabría con cuál de las historias quedarme…Hugh Grant de primer ministro ligón (y torpe como siempre), los actores de peli porno que se sonrojan cuando dicen de tener una cita, el amor imposible del padrino de boda de Keira Knightley (momento carteles es de lagrimita fija), la pelirroja que dedica su vida a cuidar del hermano y por fin se decide a ligar con el buenorro del trabajo… Por cierto, no se si habéis visto el corto solidario que hicieron con motivo del Red Nose Day, aquí os dejo el trailer:

Y hay mil más que seguro que nos tragaremos estos días: El diario de Bridget Jones, Charlie y la Fábrica de Chocolate, Sonrisas y Lágrimas, Algo para recordar, Notting Hill y hasta Lo que el Viento se llevó (no lo neguéis que lleváis años tragandoosla!)

Venga va, yo ya os he dicho mi lista, a vosotras qué “clásicos” navideños os gustan?? pasadme vuestras apuestas seguras para estos días…

Y después de este repasillo de peli, sofá y manta, os deseo MUY FELICES FIESTAS!!! que disfrutéis de la familia, de las comilonas, de remolonear en la cama y de hacer tooodo lo que os apetezca porque pasa volando!

Besos a todas!!

Vacaciones con familia numerosa?

Claro que sí, guapi! Aunque quizás deberían llamarlas: la prueba de resistencia anual. Y es que sí, son vacaciones porque estamos todos en casa pero lo de descansar, dormir hasta quedarte hinchada, y tomar mojitos durante la puesta de sol está reservado a otros.

Aunque en mi optimismo habitual, si superamos lo del año pasado podemos con todo! La baby nació la última semana de cole y casal de los hermanos así que cuando tenía 5 días estábamos todos en casa y mi marido y yo éramos una extraña versión de The walking dead porque no dormíamos de noche (la baby llevaba el horario cambiado y con sus lloros despertaba al mediano, así que nos repartíamos atendiendo cada uno a uno) y de día era un festival porque al papi le tocaba entretener a dos y a mi “teta, teta y más teta”.

En fin, que si pudimos con eso este año pinta mejor. Además también hemos aprendido que con niños el “divide y vencerás” no funciona. Siempre es mejor sumar… me refiero a añadir niños a la ecuación (aunque mis amigas que tienen sólo uno flipen cuando les digo que me traigan al suyo a jugar a casa). Es decir, si viene algún amiguito a casa se distraen más que con nosotros. Así que siguiendo esta máxima, estas vacaciones las pasaremos con unos amigos que tienen dos hijos de las edades de nuestros mayores. Los adultos seguiremos en minoría pero tenemos la secreta esperanza (o no tan secreta) que se entretengan un poco solos y dejemos de oír a caaaada momento “maaaammmaaaaaa” y “papi mia, mia mia!!” (mia= mira)

El plan será playa y piscina, o piscina y playa y paseíto. Y ya está. Para mí será un reto porque soy más de ir a ciudades (ya vivimos en la playa) y descubrir cosas nuevas, pero entiendo que ahora estamos en una fase en la que sería un suicidio hacer lo de antes porque no disfrutaría nadie. Y aunque para mí no sean las vacaciones soñadas, ahora que lo he escrito tampoco me parece tan mal plan!

Así que me tomaré este mes de agosto de “descanso” e intentaré coger fuerzas para septiembre porque llegan grandes cambios. Va a ser como mi “enero” particular y tengo una lista de propósitos encabezada por: dedicarme más tiempo a mí. Después de un año con la baby 24/7 (solo me he despegado de ella unas horas) hemos decidido que en septiembre irá a la guarde unas horitas con su hermano. Creo que será beneficioso para las dos porque ella cada vez necesita distraerse más y yo necesito tiempo para hacer todas las tareas que he ido postergando a lo largo de estos meses. La principal: volver a hacer deporte, porque ya no es que lleve los kilos de este último embarazo, es que aún no me había sacado de encima todos los del anterior!! Así que a sudar toca, y a comer mejor también. Luego quiero organizar la casa que está que ni os cuento… además en vacaciones haremos cambio de habitaciones y tocará mover un montón de cosas de sitio, la idea es mover ahora lo imprescindible (las camas, vamos) y en septiembre yo me encargo del resto. Y por último, casi lo más complicado, buscar un trabajo que me guste y que me permita conciliar con la familia. En mi sector va a ser misión imposible pero no quiero descartarlo del todo porque me encanta. A ver qué encuentro porque de momento no he mirado mucho (cada vez que lo hago me da bajón) y mientras voy buscando aprovecharé para formarme porque en estos dos años han aparecido mil cosas nuevas que no domino. Ésta es mi lista de propósitos principales, espero cumplirlos todos y que no se queden en una mera wish list!

En fin… que me he desviado un poco del tema vacacionero. Os deseo muy buen verano a todas ( y todos, que me consta que algunO también me lee) y que nos vemos a la vuelta con más cositas que he ido pensando también para el blog.

Vosotras qué plan tenéis estas vacaciones?? Contadme va! Pero por favor, si vais muy lejos o tenéis un superviaje, ponedlo también pero disimulando un poco… en plan “buf, tengo que hacer una de horas de avión” o “madre mía qué narices vamos a comer en ese país tan exótico”.

Babies… A disfrutar y descansar a partes iguales! Besos!!