Escapada al Mercado Navideño de Köln con niños

Hoy el post es distinto ya que le cedo la palabra a mi gran amiga Sira, mamá de gemelas y especialista en encontrar viajes y planes chulísimos para hacer con peques y encima bien de precio. Esta vez nos va a “llevar” al mercado navideño de Köln, en Alemania, uno de los más grandes y más bonitos de toda Europa.

La idea estas semanas es ofreceros planes para hacer aprovechando el puente de la Purísima o las vacaciones de Navidad ya que son fechas mágicas para hacer escapadas con los peques y vivirlo todo con su intensidad e ilusión.

Sin más preámbulos os dejo con su post, espero que os guste!!

                                  **************************

Hola a todas! Me llamo Sira y soy mamá de dos niñas gemelas y junto a mi “medionosotros”, nos encanta planificar, preparar y realizar viajes por todo el mundo.

Se acercan las Navidades y yo me transformo en una Super Xmas Mom porque no hay época del año que me guste más (junto con las vacaciones de verano, claro!) y una de las actividades TOP de la Navidad es buscar una ciudad con mercado Navideño donde perdernos. Este año la escogida es Köln (Colonia) en Alemania.

El mercado antiguo: Heimat der Heinzel

La entrada al mercado de Köln.

Qué bonito todo! Cuánta luz! Cuánta madera, pino, frío, comida, música, ilusión, arte… Cuanto Xmas por todos lados!!!!

Decoración y luces preciosas por todos lados, incluida la Noria!
Detalle de la decoración del mercado.
Y qué me decís de este gnomo? Imposible no pensar en David el Gnomo automáticamente para las de mi generación.

Mi cabeza ya echa humo preparando nuestro plan y he visto que hay diferentes mercados, o Weihnachtsmarkt como les llaman allí, por toda la ciudad: el Mercado Antiguo, el de la Catedral, el de los Ángeles, el de los Cuentos, el del Puerto… Así que hemos investigado un poco y cada miembro de nuestra familia escogerá una actividad para hacer juntos.

Jana y Arlet, nuestras peques de 6 años, tienen dos planes innegociables! El primero, indiscutible y que pasa por delante de cualquier cosa que queramos hacer, es visitar a SANTA CLAUS en su casa instalada en el Mercado Antiguo, Heimat der Heinzel. Qué ilusión ver la rolliza y barbuda cara de este dulce personaje. Cuánta magia esconde en su enorme traje rojo y qué ganas y deseos tenemos depositada en esta visita. Este es “EL PLAN”, su plan y por lo tanto el más importante, aunque no os negaré que yo aprovecharé la inmejorable ubicación de SANTA para chafardear, buscar, visualizar y cazar el regalo perfecto para él, para ella o seguramente, para mí. Soy muy fan del “porque yo lo valgo” así que intento ponerlo en práctica siempre que me acuerdo, jajajaja!

Y para esta importante misión voy a tener que encontrar el puesto de venta de Coexist Barcelona. Sí chicas, sí! Como siempre, Barcelona es internacional y podemos encontrar esta maravillosa marca en uno de los mercados navideños más importantes de Europa. Coexist Barcelona, o lo que es lo mismo, Xavi y Cristina, llevan varios años triunfando en este mercado navideño deleitando a alemanes y turistas con sus productos de bisutería de altísima calidad. Además todo lo que tienen es precioso así que para regalar es acierto seguro. Si os decidís y vais a pasar unos días a Köln no os olvidéis de buscarlos, que Xavi i Cristina os ayudarán a encontrar el regalo 10.

Parada de Coexist Barcelona, la marca de Cristina y Xavi, que seguro os ayudarán a encontrar el regalo perfecto.

Patinaje en la Plaza Heumarkt

De la foto más lovely que os podáis imaginar con Santa Claus , iremos a buscar las carcajadas más sanas en la pista de hielo que hay en la Plaza Heumarkt. Me parece que ya lo estoy viendo! El padre de las criaturas y yo no somos nada Pro en esta actividad, así que sólo imaginarnos en situación se me escapa la risa. Estoy segura que nuestras peques aprenderán con gran facilidad el manejo de los patines, y que su padre y yo vamos a sufrir para seguirles el ritmo… puede ser lo más!

Pista de hielo… las risas están aseguradas!

Mercado de la Catedral: Kölner Dom

Siguiente parada: el Mercado de la Catedral (Kölner Dom). Aquí hay varios objetivos: LA FOTO y el plan del papi de la family. En este mercado nos recibirá la fachada de su imponente catedral, considerada una de las más bellas de Europa, y el árbol de Navidad por excelencia. Ya me veo buscando la manera de inmortalizar las caritas de mis peques cuando vean semejante preciosidad y luego buscaré la amabilidad de una mamá alemana que me ayude a tener una foto donde salgamos los cuatro juntos disfrutando de este momento. Y llegados a este punto, creo que ya va siendo hora que mi media naranja disfrute de su plan. Tiene claro que quiere probar el típico vino caliente especiado, Glühwein, mientras disfruta de una de las actuaciones musicales que hacen en el escenario central de este impresionante mercado navideño, yo me apunto al plan aunque prefiero una buena cerveza alemana, mientras nuestras peques corren y juegan por la plaza. Y puede que también decidamos cenar allí el típico bocadillo de Frankfurt, una raclette, una sopita caliente o un codillo recién horneado. Sea lo que sea, pinta bien: buena comida, buena música, marco incomparable, económico y la mejor de las compañías! A esto le llamo yo un PERFECT PLAN.

Paradas de artesanías tradicionales.
Unas buenas castañas asadas para entrar en calor.

Otros mercados y la ruta de los pesebres

Me parece que no voy a tener tiempo para todo!!! Quiero echar un vistazo también al Mercado de los Ángeles: 100 paraditas con el blanco como leitmotive que transmite esa imagen tan angelical y tan mágica de la Navidad. Y del Mercado navideño de los Cuentos, qué me decís? Basado en las tradicionales narraciones de los hermanos Grimm, con menos puestos de venta pero que seguro hará las delicias de mis hijas. No vamos a dar abasto, madre mía! Quiero pasar por el Mercado del Puerto, por el del Jardín, por todos!!

Lo que seguro no nos vamos a perder son los pesebres que colocan por los lugares más emblemáticos de la ciudad y sus estaciones. Somos grandes aficionados a hacer nuestro pesebre lo más bonito posible y nos encanta poder disfrutar de esta tradición. Así que para hacerlo más divertido para las peque he pensado en proponer el juego “En busca del pesebre perdido”, a ver qué miembro de la familia consigue ver y fotografiar más pesebres. Estoy segura que nuestras dos peques nos darán una paliza… tienen visión de halcón!!

Qué ganas tengo que llegue el momento de coger las maletas, envolvernos en nuestras bufandas y disfrutar de las mil y una propuestas que tiene Köln en navidad. Mercados, conciertos, cuentos, títeres, teatro, pesebres, visitas a Santa Claus, cenas callejeras… y, cómo no, todo acompañado de ilusiones, ambiente mágico, sonrisas dulces y miradas brillantes.

                                  **************************

Hasta aquí la reco de Sira, qué os parece?? No estáis haciendo ya la maleta?? A mi ganas no me faltan!!

Os dejo los datos prácticos y si alguna de vosotras se anima a ir también este año que nos avise!

Datos prácticos:

Fechas y horarios de los mercadillos: Del 26 de noviembre al 23 de diciembre de 11 a 21h y viernes y sábados de 11 a 22h.

Tienes vuelos directos desde Barcelona con Eurowings (www.eurowings.com) y desde Barcelona y Madrid con Ryanair (www.ryanair.com/es/es/)

Webs con información de la ciudad:

www.guiadealemania.com/colonia/

www.lostraveleros.com/que-hacer-en-colonia

Quién hay detrás de Drapets

Charlando (y arreglando el mundo) con Helen.

Por fin vuelvo con un nuevo post en esta sección y esta vez es con Helen de Drapets, una empresa pequeñita que tuve ocasión de conocer porque fui premiada con una de sus preciosas “lunch bag”(primera y última vez en mi vida que me ha tocado algo!!). Después pude conocerla a ella en persona cuando buscaba modelos para su nueva web (yes babies, si vais a drapets.es veréis al rubio más guapo del mundo mundial (#amordemadre) y descubrí a una chica muy tímida pero muy creativa que cosía preciosidades con sus manitas. Os dejo la entrevista para que la conozcáis un poco mejor:

Quién hay detrás de Drapets?

Pues detrás de Drapets estoy yo, Helen, de Girona pero viviendo en Olesa de Montserrat, de 39 años y mami de Lluís e Irene.

Me encanta leer, la montaña y, siempre que la agenda familiar lo permite, escaparme a casa de mis padres, a un pueblecito al lado de Girona.

Estudié arquitectura y trabajé en un despacho hasta el 2011, pero ahora Drapets es mi vida.

Cómo empezaste?

Empecé como la mayoría, con un blog que fue funcionando, fueron llegando cada vez más pedidos y de ahí salté a la web con la ayuda de una profesional que me fue aconsejando en todo momento que era lo más indicado para mi tipo de negocio.

Pero tú “eres” arquitecta verdad?

Si pero al nacer mi primer hijo y después de la baja de maternidad, cuando propuse a la empresa hacer menos horas me dijeron que “ni hablar”, así que me tocó irme con una mano delante y otra detrás después de haber dedicado tantísimas horas a mi profesión…

Demasiado típico por desgracia, me estoy encontrando que la mayoría de entrevistadas hacen un cambio de rumbo cuando nacen sus hijos, de forma voluntaria o impuesta.

Si… en mi caso fue impuesta y al dejar al peque en la guarde me dije “ok, algo tienes que hacer”. En mi casa, mi madre siempre se había dedicado a coser pero la verdad es que yo no había cogido una aguja en mi vida.

Ah no??

No, fue a raíz de hacerle algunas cosas a mi hijo, la bolsa del hospital, algún arrullo… Así empezó a gustarme, eso cuando aún estaba embarazada. Poco a poco la gente me empezó a pedir piezas personalizadas y cuando me encontré sin trabajo vi la opción de convertir esos encargos, que cada vez eran mayores gracias el boca a boca, en mi forma de vida.

Y haces tándem con tu madre?

Sí, me ayuda un poco cosiendo y también con los números, el problema es que por desgracia vive a 100km!

Del boca a boca a las redes sociales, como lo llevas?

La verdad es que la que más uso es Instagram, ayuda mucho porque es muy visual y hace que la gente se enamore de tu producto pero también es cierto que requiere mucha dedicación y no es fácil siempre encontrar el tiempo.

Complicado gestionar todo, al final has conseguido la tan deseada conciliación o al contrario?

Bueno, no me puedo quejar, he conseguido durante la semana poder estar trabajando hasta que los niños salen del cole y luego estar por ellos. La única espinita que tengo es que a veces me toca trabajar el sábado o el domingo por la mañana pero mucho mejor que trabajando de arquitecta que hacía jornadas de 12 y 13 horas! Salía de casa a las siete y media y volvía a las nueve, era de locos!!

Y hacia dónde quieres encaminar Drapets?

Pues queremos seguir ofreciendo piezas totalmente personalizadas a nivel de telas pero también tenemos colecciones fijas para quién quiera comprarlo al momento o quiera regalarlo. También vamos incorporando productos nuevos constantemente: correas para la cámara (que son un exitazo!), cuellos calentitos para el invierno, cojines-manta para que jueguen los peques, estuches, neceseres… no paramos!

Y seguiremos asistiendo también a algunas ferias porque nos encanta el contacto directo con la gente.

Y, pregunta obligada de estas entrevistas… de aquí a 5 años cómo te ves?

La verdad… ni idea!!! no descarto volver a la arquitectura pero veo complicado poderlo compatibilizar con una vida familiar como yo la entiendo así que de momento la intención es seguir con Drapets que es un proyecto que he empezado de cero, con mucho esfuerzo y que me llena de satisfacción. Si de aquí a 5 años sigo pudiendo vivir de Drapets, sea yo sola o con más gente porque haya crecido, seré feliz seguro.

Pues hasta aquí la entrevista de hoy! Os ha gustado?? si visitáis su web quedaréis prendados porque sus cosas son preciosas y además están hechas con todo el cariño del mundo.

Y…para que no os quedéis con las ganas de tener algo suyo este post viene con sorteo!! Helen os regala una bolsa de merienda con un estampado de gatetes superchulo en color mint que además podréis personalizar con el nombre de vuestro peque. Qué os parece??

Bolsa preciosa que sorteamos (y modelo aún más guapo ;-))

Para participar sólo tenéis que seguirnos a las dos en instagram @drapets_by_helen y @yeswemom y citar en la foto del post de mi perfil a dos amigas a las que también les gustaría este regalo. Tenéis de tiempo hasta el jueves 18 a las 23:59. El viernes hacemos el sorteo, mucha suerte!!

Salida de otoño con niños: Parc Natural del Montseny

Empezamos el mes de Octubre y con él la temida frase: “mamaaa tengo que llevar “hojas de otoño” al coleee”. Con el consecuante sudor frío y carrerita hasta el platanero más cercano por el que, obviamente, ya han pasado 18 madres antes que tú y han dejado aquello sin rastro de hojas.

Pues bien, este año vamos a ser previsoras y nos vamos a dejar de las hojas cutres de ciudad porque, bien cerquita de casa, tenemos montañas preciosas que harán las delicias de nuestros retoños, que agradecerán pisar otra cosa que no sea asfalto durante un rato.

Nosotros, en un intento de redimir tantos años llevando hojas de platanero contaminado y haciendo un intento de parecer padres alfa (se me escapa hasta la risa) este fin de semana hemos repetido en el Montseny. Estuvimos en agosto y nos quedamos a medias por una tormenta así que esta vez sí pudimos hacer las excursiones que teniamos en mente.

En concreto hemos estado en Santa Fe del Montseny y empezamos las excursiones en el centro de información de Can Casades. (Tip: llegar prontito y más conforme avance el otoño porque ya hay bastante movimiento de coches aunque luego la gente queda muy repartida y puedes pasear tranquilamente).

Tres secuoyas os darán la bienvenida al Centro de Información de Can Casades.

Desde ese punto en el que nos reciben 3 secuoyas enormes y preciosas salen varios recorridos. Hay un mapa en el que los veréis todos, identificados por colores, y en el que indica además del itinerario, la distancia, el tiempo estimado en el que se pueden hacer y la dificultad.

Mapas informativos de las distintas rutas.

Nosotros al ir con peques escogimos los más sencillos: la Font del Frare y la vuelta al Pantà de Santa Fe.

Detalle de las rutas: nosotros hicimos la violeta y la azul.
  • La Font del Frare

Este primer recorrido es el más corto y es totalmente accesible así que si vais con cochecito o con silla de ruedas se puede hacer sin ninguna dificultad. Tiene una longitud de 1,1 km y transcurre por un camino asfaltado para hacerlo más cómodo, aunque se puede ir fuera de él también.

El camino es totalmente accesible a cochecitos y sillas de ruedas.

Se pasan un par de puentes de madera para cruzar la riera de Santa Fe que seguro que les encantarán a vuestros hijos. En agosto aprovechamos ese punto para remojarnos y el agua estaba helada así que esta vez no nos atrevimos.

Puente sobre la riera de Santa Fe.

Por el camino también hay algún panel informativo sobre la fauna de la zona y también encontraréis gran variedad de árboles, entre otros, manzanos, avellanos, avetos, cedros, castaños y muchas hayas. Una vez llegados a la fuente hay una mesa de piedra por si os apetece hacer un pícnic.

Todos los caminos están marcados con distintos colores, este recorrido es el de color violeta.

-Cariño señala el violeta
– oks mamá
  • El Pantà de Santa Fe

Esta es la otra ruta que podéis hacer con peques y está marcada con el color azul. Son 4,470km con un poco de desnivel al pricipio y al final (es una ruta circular) y nosotros la hicimos en una horita y algo (la peque tiene 2 años y la aguantó prácticamente toda la mar de bien). Este recorrido transcurre por en medio de un hayedo espectacular para finalmente llegar al pantano y rodearlo. Este año, y a pesar de las lluvias, está un poco vacío pero es bonito igualmente.

 

El pantano de Santa Fe, muy justo de agua esta vez.

Por el camino fuimos encontrando animalillos varios (escarabajos, cienpiés, mariposas), setas y las preciadas “Hojas del Mal Otoño”. Otro tip: llevar una bolsa de tela o cesto para ir guardando todo (aunque el cesto si es muy grande y brillante queda un poco “pixapins”, lo digo por experiencia… de verlo en otros, no nosotros eh?!).

Los hayedos ahora están espectaculares pero en breve las hojas de sus árboles empezarán a cambiar de color y entonces ya es mágico, otoño en estado puro.

Por el camino encontrareis árboles tan espectaculares como este.

Dónde comer?

Para comer hay varias opciones: al lado mismo del centro hay algunas mesas de pícnic en la sombra, aunque no demasiadas, y como os comentaba en la Font del Frare también hay otra mesa. Eso sí, también podéis hacer pícnic en cualquier parte del recorrido poniendo una mantita en el suelo.

Hay un par de restaurantes: l’Avet Blau, preguntamos y no había menú el fin de semana así que hay que comer de carta y nos pareció un poco caro. Luego está el Hostal Santa Fé que si tiene menú y, aunque no es muy económico (21€ por persona), fue la opción que escogimos porque no nos apeteció cargar con la comida para 6 desde casa (realmente estamos a años luz de ser unos padres alfa!). Tienen menú para niños que te dejan repartir sin problemas (los nuestros comieron un menú entre los tres) y disponen de tronas y cambiador en el baño para los más pequeños. Os recomendamos resevar antes de ir, el mismo día en temporada alta estará lleno seguro.

El menú del Restaurante Hostal Santa Fe.

También hay un bar en un edificio de madera muy bonito y con mesas en el exterior pero no vimos que sirvieran comidas, solo café y helados.

Esto es lo que dio de si la escapada, espero que os animéis y este año vuestros hijos puedan llevar hojas de otoño bien variadas al cole… aunque lo importante de verdad habrá sido salir de la ciudad y pasar un dia en el campo con ellos, volveréis todos renovados, y cansados!, pero con una sonrisa seguro.

 

Datos prácticos:

Cómo llegar: desde Barcelona se tarda 1h 15min aprox. Hay que coger la AP 7 dirección Girona, salida 11 Sant Celoni / Montseny. Luego tomas la carretera BV 5114 que pasa por Campins y llegas al centro de información Can Casades donde hay distintos parkings.

Restaurant L’Avet Blau: Carretera de Sant Celoni a Santa Fe Km 21 ctra. BV-5114 Santa Fe del, Montseny, 08470, Barcelona 938 47 51 00

Restaurant Hostal Santa Fe: Carretera de Sant Celoni a Santa Fe BV-5114, Km 21, 08470 Sant Celoni, Barcelona 938 47 50 11

Todo por aprender, todo por enseñar

Siento debilidad por los niños pequeños, eso ya lo sabéis, pero también por la gente mayor y os puedo decir que acabo de vivir una de las experiencias más bonitas de mi vida.

Empiezo por el principio… nosotros vivimos muy cerca de una residencia de ancianos y ya con el mayor nos parábamos a ver cómo llegaban por la mañana (hay algunos que van solo a pasar el día), ver su curiosidad hacia las personas mayores me hacía mucha gracia y las sonrisas que les dedicaban los mayores a mi hijo me dejaban encantada. La escena se ha ido repitiendo con los otros dos y siempre pensaba en que no sería mala idea hacerles una visita en la residencia alguna vez.

Por otro lado está la relación que han tenido con mis abuelos, con los tres que han tenido la suerte de conocer. Por parte de los peques, una curiosidad enorme por esa gente tan mayor y que caminaba tan lento y, por parte de mis abuelos, un amor y una ternura imposibles de describir.

Pero las prisas del día a día y un poco el “no se si querrán que entremos” siempre me frenaba… hasta que un día llegó a mi el documental “Present Perfect” (os dejo el trailer https://youtu.be/6K3H2VqQKcc , preparad kleenex babies!). Ahí ya vi claro que mi idea no era tan descabellada y hablé con la directora de la guardería y la directora de la residencia que me dijeron que sí encantadas.

Así que hoy, con los sentimientos a flor de piel porque no han pasado ni dos semanas del fallecimiento de mi abuela, hemos hecho por fin el encuentro y ha sido pura MAGIA.

En la residencia se preocupaban por si los niños se impresionaban y no querían entrar y la realidad es que se nos han colado corriendo para adentro.

La señora Dolors recibiendo a los niños en la entrada de la residencia Can Bosch de Badalona.
Los niños ya con ganas de entrar y hablando con el señor Agustín que también salió a recibirlos. (Agustín hace años que nos saluda a los peques y a mi cada mañana cuando vamos al cole!)

Una vez allí han ido saludando a todos los abuelos de forma totalmente espontánea así que los abuelos más que encantados… Es cierto que el tema silla de ruedas les ha frenado un poco y ver alguna abuela más malita también pero han sido 10 segundos de shock y de preguntar qué les pasaba y, como en la residencia les han respondido con toda naturalidad, lo han entendido a la perfección y han seguido conociendo al resto.

Con el personal de la residencia, entre ellas Sira que es la educadora social del centro y ha coordinado toda la visita.

Les ha impresionado la señora Carmen que está a punto de cumplir 100 años y ellos les han contado superorgullosos que tienen ya tres, son muy mayores!!

La señora Carmen está a punto de cumplir 100 años y los peques le decían que ellos ya tenían 3.

Especialmente tierno ha sido el encuentro con la señora Elfidia (Fidi, como la llaman todos), que no puede ver bien, y tras la explicación de Sira diciéndoles que ella “puede ver” con las manos, algunos de los peques se han acercado para que ella les pudiera tocar las manos y la carita para “conocerlos”.

Con la señora Fidi a la que han acariciado para que ella pudiera “conocerles”.

Luego han estado cantando canciones todos juntos que se habían preparado antes tanto los abuelos como los niños, han tomado un poco de zumo y agua y cuando ya había total confianza se han presentado uno a uno, pequeños y mayores.

Cantando canciones a los mayores.
Haciendo uno a uno las presentaciones.

Antes de irse los peques han regalado un montón de besos, en especial a la señora Dolors que es muy criaturera y los ha aceptado más que encantada.

A Dolors le han regalado muchos besos.

La verdad que yo me he emocionado en más de una ocasión y he constatado algo que veía cada vez que visitaba a mis abuelos con los peques y es que, hay un vínculo muy especial entre bebés/niños pequeños y ancianos. Unos tienen toda la vida por aprender y los otros tienen la sabiduría acumulada durante toda la vida y cuando se encuentran hay química y sonrisas por las dos partes.

Han preguntado a los peques si querían volver y sabéis que los niños no mienten verdad?? pues han contestado con un SI rotundo! Así que desde la residencia les han invitado a que vuelvan cuando quieran con sus familias ya que las visitas hacen muy felices a la gente mayor.

Los peques han disfrutado mucho toda la visita.

Por mi parte la asistencia está asegurada y con la guarde hemos decidido instaurar visitas periódicas el curso que viene así que la baby que aún irá allí las podrá disfrutar seguro.

Quiero dar las gracias a Núria, la directora de la guardería Tabalet por creer en esta idea y quererla hacer realidad; a Paquita, directora de la residencia Can Bosch y Sira, su educadora social, que se emocionaron cuando les enseñé el documental y me dijeron que sí a la primera; y cómo no a los protagonistas… todos los niños y los mayores, por hacer realidad este proyecto que me ha servido para homenajear a mis abuelos: Carmen, Juan, Rosa i Josep… un petó al cel!

 

*Por si os animáis a hacerles una visita con vuestros peques os dejo sus datos, estarán más que contentos de recibiros:

Residencia i Centre de Dia Can Bosch. 

C/ Soledat nº5, Badalona. Telf: 933 84 44 19

 

 

La Casa dels Xuklis

Hace unas semanas tuve la ocasión de descubrir “La Casa dels Xuklis” de la Asociación Afanoc y quiero compartir con vosotras la labor que hacen porque me parece espectacular y difundir su trabajo también es una manera de ayudarles.

Todo nace de la pura necesidad, como la mayoría de cosas relacionadas con algún tipo de enfermedad. Así en 1987 un grupo de familias que tenían hijos afectados por el cáncer y vivieron en primera persona lo difícil que era a nivel logístico organizarse durante los ingresos o tratamientos de sus hijos, pensaron que se necesitaba una asociación que prestara ayuda a estas familias. Así nació la AFANOC (Associació de Familiars i Amics de Nens Oncològics de Catalunya).

Una versión mini de La casa dels xuklis nos da la bienvenida.

Durante todos estos años han puesto en marcha multitud de programas y servicios destinados a mejorar la salud psicosocial de todos los niños y adolescentes afectados por estas enfermedad así como a sus familias.

Toda esta experiencia y el afán de seguir ayudando a los peques y sus familias tiene como resultado la construcción de La Casa dels Xuklis, un espacio a los pies de Collserola con capacidad para acoger a 25 familias que tienen algún miembro ingresado o recibiendo tratamiento en alguno de los hospitales de referencia en la cura del cáncer infantil (Vall d’Hebrón, el Clínic, Sant Joan de Déu). En estos hospitales al ser tan punteros y especializados, se trata a gente de todo el mundo que a la dura noticia de tener un pequeño con cáncer tenían que añadir el esfuerzo de organizar una nueva vida en Barcelona.

Vistas de La casa dels xuklis, en Barcelona.

En La Casa dels Xuklis se ofrece alojamiento y asesoramiento gratuito a las familias que lo solicitan, a menudo son familias con otros pequeños a su cargo así que también les ayudan en la organización de la dinámica familiar y les ofrecen sus servicios como por ejemplo actividades y voluntariado.

La casa ya fue diseñada con la finalidad de acoger a familias así que está pensada para que todos esté inundado de luz y sea lo más agradable posible. Los apartamentos están repartidos en 4 pabellones, que representan las 4 estaciones del año, y luego hay una lavandería, una cocina y un gran comedor que son zonas compartidas.

Sala de juegos para los más pequeños.

También un par de salas de juegos, una para niños más pequeños con muchos juguetes, puzzles y espacio para pintar y otra para niños más mayorcitos que cuenta incluso con una pequeña biblioteca .

Y para cuando llega el buen tiempo tienen un patio y un jardín, con huerto!, de lo más agradable y colorido.

Todo ello sufragado por empresas privadas y particulares ya que las “inyecciones públicas” cada vez son más reducidas. Tienen una campaña anual de sensibilización sobre el cáncer infantil a través de la venta de gorras diseñadas por grandes diseñadores (este año diseñada por Desigual) que les ayuda muchísimo, así que si no tienes aún su gorra ya estás tardando! Te dejo el link: https://www.posatlagorra.org/

Ah! Y casi me olvido de presentaros a los “Xuklis”… y quién son con ese nombrecillo?? Pues son los encargados de “xuclar”, es decir, chupar todos los malos rollos y dejarnos solo con lo bueno.

Xukli “Sant Jordi”

Son unos personajillos muy divertidos que crearon el arquitecto Dani Freixes y la ilustradora Roser Capdevila, la “mamá” de las Tres mellizas. Hay uno en la puerta de cada apartamento y están relacionados con la estación del año del pabellón. Éste por ejemplo está en el pabellón de la Primavera y es el Xukli de Sant Jordi.

Y por último dejo el valor más importante de todo el proyecto: su equipo y los voluntarios. Ellos son los encargados que no le falte de nada a ninguna de las familias, que todos se sientan “como en casa” en una situación nada agradable, ayudan a sacar una sonrisa cuando ya no hay fuerzas y a dar un abrazo siempre que se necesita. De verdad admirable!!

Y dejadme que mande un abrazo muy especial a Maria y Montse por enseñarnos la casa y explicarnos todo con tanto amor y sensibilidad, la gente buena tiene algo especial que se percibe nada más conocerla y ellas dos son pura “buenura”.

Podéis ver más en profundidad la gran labor que hacen en su web: https://afanoc.org/es/

Espero que os haya gustado mucho este post y os animéis a colaborar con ellos de alguna manera, bien comprando la gorra, bien haciendo una donación si podéis o incluso hablando de ellos para que los conozca más gente.

Quién hay detrás de Mammaproof

Mavi Villatoro, fundadora y alma de Mammaproof.

Quién de vosotras no ha buscado “restaurante para ir con niños” mil veces en google?? y dónde están los mejores? Yesss… en Mammaproof!! pero ojo, esta empresa no se dedica sólo a mostrarnos restaurantes molones para ir con los peques, va muuucho mas allá y hace una labor social preciosa para hacer las ciudades más humanas.

Y quién hace posible todo esto?? Pues Mavi Villatoro una mamá emprendedora chiquitita pero con un corazón enorme! Hoy sabremos #quienhaydetrasde Mammaproof. Empezamos:

¿Te presentas?

Soy Mavi Villatoro, tengo 41 años, tengo un hijo de 8, soy de Huelva pero me fui hace mucho tiempo de allí, primero a Sevilla a estudiar Periodismo y Comunicación Audiovisual y Publicidad (las tres de golpe!)

Estudiando conocí a mi marido que es francés y me fui unos años a Francia. En París vivimos 8 años pero no me veía siendo mamá ni envejeciendo allí y logré convencerlo para venir a Barcelona que me parecía una ciudad muy abierta y dialogante, acogedora. Y así fue, estoy superagradecida a esta ciudad por darme la oportunidad de poder desarrollarme como persona, tener mi familia aquí y mi negocio.

Y llegaste ya con trabajo?

No, nos vinimos sin nada, fue salto al vacío. Pero con las ideas claras y un buen curriculum no tardamos encontrar trabajo, yo en una agencia de publicidad. Así que estuvimos unos años disfrutando de la ciudad a tope como “trabajadores sin niños”.

y llegó el peque.

Sí, al cabo de tres años me quedé embarazada. En esa época ya estaba desilusionada con el tipo de trabajo que hacía, los horarios, el estrés… pensé que quería dedicarme a la comunicación pero de otra manera. Además tenía claro que no quería ser mamá en esas condiciones.

¿Todo cambia cuando somos mamás?

Bueno mi desencanto ya venía de antes pero en el año que estuve de baja (pidió una excedencia después de la baja de maternidad) me sirvió para poder pensar en qué hacer, en cómo usar todas las competencias que había adquirido a lo largo de mi vida y ponerlas al servicio de algo nuevo. Todo empezó cuando más limitaciones tenía porque a veces tienes muchas ideas pero no sabes por dónde tirar pero en mi caso sólo había una opción y allí que me tiré.

¿Y ya nació Mammaproof?

Bueno, era el momento que empezaban a aflorar blogs y plataformas y de la frustración que sentía como madre al ver que la ciudad se había quedado hostil y pequeña, que no había espacios a los que ir con la familia, decidí darle la vuelta, positivarlo y compensar a los lugares que yo iba descubriendo y que me ofrecían un buen servicio.

¿Así realmente sí empezó como un blog de recomendaciones?

Sí sí, empezó en forma de blog y contando mi propia experiencia… de sitios a los que íbamos a comer, tiendas… pero no sólo lugares, recuerdo que uno de los primeros post fue un mapa de Barcelona en el que quité las estaciones de metro en las que no había ascensor ni escaleras!

¿Y cómo fue evolucionando?

Desde el principio el blog tuvo esa misión social de transformar la ciudad, no solo descubriendo nuevos lugares sino con una voluntad transformadora de sitios ya existentes y también con el objetivo de crear tribu, llegar a otros padres y otras familias para que también colaborasen en descubrir nuevos lugares…

Se transformó en algo colaborativo…

Totalmente… en ningún momento pensé en crear una marca personal, siempre lo pensé como una plataforma, una comunidad, lo vehiculamos a través de la marca Mammaproof y ahí estamos una serie de “agentes”, como les llamamos nosotros, de personas que quieren contribuir con sus experiencias y descubrimientos al conocimiento global.

Así el objetivo, con el que no puedo estar más de acuerdo, es transformar la ciudad en un espacio más amable? cómo lo estáis haciendo?

La misión de Mammaproof es efectivamente transformar la ciudad en un lugar más amable para los niños y sus familias y nuestra actividad es recomendar lugares, productos y servicios en Barcelona y en Madrid para familias. Somos una plataforma de comunicación social y colaborativa de contenidos y acción. Los contenidos son todo lo que viene en el blog, en las redes sociales y en la guía y la acción son las acciones transformadoras que hacemos tanto para clientes en interno como por ejemplo el Tibidabo

¿Tibidabo?

Sí, para ellos hemos hecho una auditoría con niños y familias reales que hemos llevado allí para que ellos evalúen y así la empresa pueda tener la opinión directa y sincera sobre todos los servicios del parque.

Esta es una parte deconocida de Mammaproof..

Sí, es algo que no comunicamos pero de lo que estamos muy orgullosos ya que forma parte de ese afán transformador. Después de mas de ocho años de experiencia visitando sitios para niños hemos aprendido mucho y estamos capacitados para ayudar también a empresas más grandes. Sabemos perfectamente los frenos y las necesidades de las familias cuando visitan un sitio.

Y cómo se puede llegar a tener el sello “family welcome” de Mammaproof?

Pues cuando alguien se pone en contacto con nosotros, mandamos a uno de nuestros colaboradores formado y especializado a hacerle una auditoría y hace un informe con los aspectos positivos y negativos de tu local y sobretodo si hay algún freno, hasta que no esté solucionado no se le va a dar el sello ni se va a hacer una crónica recomendándolo. Es decir, hay unos criterios de elección y unos mínimos que todo comercio, restaurante o local debe tener. Y una vez conseguido vamos visitando el local con periodicidad para garantizar que los sigue cumpliendo.

¿Pero también hay sello para producto y servicios, verdad?

Así es, de momento tampoco lo comunicamos demasiado, pero ya hace un año que estamos dando también el distintivo a marcas y servicios.

Mammaproof es una empresa con responsabilidad social, ¿nos explicas bien de qué se trata este tipo de emprendiduría?

Pues es un tipo de empresas que persiguen beneficios sociales y medioambientales, además de los económicos. Eso tiene que estar presente en todos los aspectos de tu organización, tiene que ser tu adn.

Por ejemplo, si tuviéramos sólo criterios de beneficio económico no pondríamos veto a trabajar con algunas marcas como sí lo hemos hecho. Y lo hacemos porque entraría en contradicción con los valores y el fin que perseguimos, no sería coherente.

Y además de forma interna también se nota que sois una empresa distinta…

Sí, en nuestra empresa somos todo mujeres (por casualidad, no buscado) que priorizan su vida, la mayoría es por un motivo de crianza pero no todas, simplemente porque el trabajo no lo es todo. El horario está pensado para poder conciliar con la familia, tengas hijos pequeños, mayores o aunque no los tengas. Como “jefa” sería más fácil tener un horario fijo y completo, sería más controlable pero nosotras funcionamos por proyectos y mientras todo salga bien y esté en timing no importa el horario que hagas, cada una se organiza como le va mejor.

Y lo más difícil e importante, nuestros clientes son conscientes de ello y hemos conseguido que sean cómplices de esta filosofía.

¿Y se consigue conciliar siendo la jefa?

Depende de lo que entiendas por conciliar… yo lo entiendo como estar con mi hijo cuando él me necesita o cuando yo lo necesito, que puede ser en cualquier momento, sin que nadie me haga sentir mal por ello. Luego ya, depende de la carga de trabajo le echarás más o menos horas pero para mi conciliar es tener esa libertad.

¿Cómo te ves en unos años?

Pues ahora mismo tenemos muchas ideas en desarrollo. Desde que ganamos en 2015 una beca de impulso a emprendedoras hasta ahora hemos constituido la empresa y hemos empezado muy lentamente, porque no tenemos financiación externa, a trabajar en nuestro proyecto de mejora de la ciudad, a apoyar a los pequeños negocios y a ayudar a grandes empresas. En un futuro querríamos poder formar un grupo de pequeños negocios que hicieran networking y que interactuaran entre ellos.

También nos gustaría añadir ciudades a nuestro proyecto “family welcome”: Gijón, Bilbao, A coruña, Valencia, Sevilla, Málagra, Granada, Ibiza…la lista es muy larga y en todas ellas hay gente que nos ha contactado con la idea de llevar nuestro proyecto a su ciudad lo que pasa es que queremos ir creciendo poquito a poco, no se trata de abrir franquicias sino de llevar nuestro proyecto allí, de seguirlo liderando nosotras y eso requiere más tiempo y más recursos.

Y hasta aquí esta entrevista… me quedo con su objetivo: transformar la ciudad en un lugar más amable para los niños y sus familias”. Debería ser algo que persiguiéramos todos, un objetivo común, tengamos o no tengamos hijos, porque las ciudades se están deshumanizando y si perdemos lo que nos diferencia de los animales más vale que nos dediquemos a otra cosa.

También admiro su capacidad de lucha, su nadar a contracorriente creando una empresa con responsabilidad social (no todo vale con la excusa de ganar dinero!), su empatía y su cariño.

Qué os ha parecido? Os gusta esta sección? Quién será la próxima?? Si os apetece saber quién hay detrás de alguna marca o empresa que os guste decídmelo, las sugerencias son más que bienvenidas!

Las dos guías que sortearemos!

Y como Mavi es un solete y generosa como buena sureña nos ha ofrecido 2 guías “BCN Family Welcome” así que… aquí llega mi primer sorteo!!! #oleole Y qué tenéis que hacer para conseguir una?? pues lo de siempre babies! Seguirnos en instagram a @yeswemom y @mammaproof.barcelona, dar un like a la foto del post de la entrevista y poner a dos amigas a las que creas que les gustaría tener la guía. Haré el sorteo el viernes por la noche así que tenéis toda la semanita para participar, mucha suerte!

Quién hay detrás de Minimoi

Detrás de Minimoi encontramos a Roser, mamá emprendedora llena de energía y muy divertida.

Estoy muy feliz de poder inaugurar esta sección con una empresa que me chifla. Y es que si yo os digo que la cosa va de decoración infantil seguro que os empiezan a rondar nombres por la cabeza, peeero si os digo que tienen los quitamiedos más bonitos que hayáis visto nunca, las camas donde incluso vosotras querríais dormir y las mochilas más molonas del universo 2.0 seguro que adivináis de quien os hablo… Yesss, hoy sabremos #quienhaydetrasde Minimoi.

Su creadora es Roser, tiene 37 primaveras muy bien llevadas, dos hijas de 7 y 5 años, y un amor por la decoración y por las cosas bonitas y bien hechas que hechiza.

¿Cómo empezó todo?

En 2010 nació mi primera hija y empecé a buscar cosas diferentes e interesantes para ella que me hicieran sentir como cuando era pequeña. Entonces me di cuenta de que las cosas que encontraba eran de Australia, de países nórdicos… pero en España no había tanta variedad.

Además, un poco por deformación profesional, cada vez que le quería comprar algo a mi hija hacía un pequeño estudio de mercado…

¿por deformación profesional? ¿A qué te dedicabas?

Yo venía de la consultoría estratégica y del mundo del márketing y cada vez que necesitaba por ejemplo una mochila para la guarde, buscaba todas las opciones posibles, comparaba precios…

Se me ocurrió que toda esa información la podía compartir con otras mamis, así que empecé a escribir un blog con mi hermana, que es creativa publicitaria y también una apasionada de las tendencias del mundo infantil.

¿En qué año empezasteis el blog Minimoi?

Lanzamos el blog en 2011 cuando mi primera hija tenía un año y a medida que ella iba creciendo pues iban surgiendo nuevos temas… ahora toca buscar el primer patinete o ahora ya pasa de cuna a cama…

¿Así que al principio prácticamente el contenido del blog lo marcaba las necesidades de tu hija?

¡Totalmente! El blog fue creciendo con ella pero al cabo de un tiempo, cuando ya funcionaba muy bien, cada vez nos llegaban más consultas de gente que buscaba cosas concretas y no las encontraban así que adaptamos un poco los temas a lo que nos pedían.

¿Y cómo pasasteis del blog a la tienda?

En el blog publicábamos comparativas, precios, links donde podían comprarlo… pero aún así, nos llegaban muchas peticiones para comprárnoslo a nosotras y aquí se nos encendió la bombilla y pensamos que quizás lo que había empezado como una afición se podía convertir en un negocio…

Pero no era tan fácil…¿no?

No, porque en ese momento yo tuve a mi segunda hija y unos meses más tarde mi hermana tuvo a su primer hijo y decidió que ya no quería continuar en el blog para poder dedicarle más tiempo a él.

Y yo mientras seguí publicando e intentando compensar la parte que llevaba mi hermana pero dentro de mis posibilidades.

Pero la idea de la tienda on-line seguía allí…

Sí, y sin quererlo, de forma inconsciente, el blog se transformó en algo en lo que emprender.

Siempre he pensado que hay cosas que te arrepientes más de no probarlas que de hacerlas.

Prefiero fracasar pero quedarme con la satisfacción de haberlo intentado que no quedarme siempre con la incógnita de qué hubiera pasado.

Y te decidiste…

Es que ya llegó un punto en que después de recibir cada día muchos mails de “te quiero comprar esto” pensé que me debería poner en serio pero claro, ponerse en serio y compaginarlo con el trabajo era imposible y pedí una excedencia en mi trabajo para ver si realmente esa idea podía convertirse en negocio.

¿Y cómo se pasa de blog a tienda on-line?

Yo no sabía ni por dónde empezar así que estuve unos meses formándome para conocer mucho mejor todo el tema online. Me fui a informar en distintas organizaciones: la Cambra de Comerç de Barcelona, Barcelona Activa y al final ya constituí la sociedad y lancé la tienda finalmente en Enero de 2015.

¿Cómo fueron los primeros meses de apertura de la tienda?

Al principio pasé muchos nervios… me quedaban unos meses por delante de excedencia y pensé: ¡ostras no sé si me dará tiempo de ver si esto funciona o no! Iba todo un poco justito pero le fui viendo el potencial, vi que la cosa tiraba y le cogí el gusto a trabajar por mi cuenta.

Por tu cuenta…y sola, ¿no?

Sí porque empecé totalmente sola: yo escribía los posts, buscaba los productos, hacía los pedidos, los empaquetaba, los mandaba….¡todo!

Al cabo de unos meses ya pude incorporar a una persona en el equipo que me dio mucho aire para poder hacer algo más que no fuera hacer paquetes (risas).

Y así con mucho esfuerzo y mucha ilusión Minimoi ha ido creciendo…

Sí, por suerte ahora ya somos más y aunque seguimos todos haciendo un poco de todo, yo me he centrado en la incorporación de nuevos productos y atención a los clientes porque me encanta estar en contacto con las personas de forma directa.

¿Qué tal lleváis la conciliación familiar en Minimoi?

Yo siempre he sido muy “germánica” a la hora de conciliar, para mí la prioridad número uno es la familia, y creo que si estoy contenta en mi faceta personal luego rindo mucho más en mi faceta profesional.

Por eso en Minimoi intentamos hacer un horario lo más conciliador posible: que si hay algo urgente se soluciona y yo sigo atendiendo al teléfono hasta las 6 de la tarde pero quizás estoy en el parque, o en la playa ¡o desde casa!

Dos niñas pequeñas y una empresa…¿Cómo os organizáis?

Bueno por la mañana se encarga mi marido de llevar las niñas al cole…hay mucha gente que dice eso de “mi marido me ayuda” pero a mí mi marido no me “ayuda” porque somos iguales… es una responsabilidad compartida.

Así que por la mañana las lleva él y por la tarde sí que las voy a buscar yo y me encanta ese rato de poder jugar con ellas y disfrutarlas, aunque ellas tienen una edad en que ya entienden perfectamente que me puede llamar un cliente y entonces saben que hay que dejar un momentito a mamá y hacer un paréntesis en el juego.

Hablemos de las redes sociales, algo esencial en un negocio totalmente on-line…¡¡Habéis superado los 50.000* seguidores en Instagram!!! ¿Estáis de celebración? (ahora ya pasan los 55k!)

¡¡SÍ!!! Estamos contentísimas de haber llegado a los cincuenta mil seguidores, nos hace muchísima ilusión porque es gente de verdad, que te siguen porque les interesas, no tenemos ni un seguidor comprado porque nos parece un sinsentido… nosotras apostamos por las cosas bien hechas y si trabajas bien acaban llegando los resultados.

Me encantan las redes sociales porque al final es la manera de tener el contacto directo con la gente y realmente ese es el punto diferencial porque, aunque nuestro negocio sea online, la gente conoce la marca, te preguntan, hablas con ellos…

¿te encargas de las redes sociales tú sola?

No, definimos conjuntamente la parte de estrategia y tenemos una persona en el equipo que es la community manager y se encarga de gestionar el día a día. Y la verdad es que estamos superorgullosas porque nos lo hemos hecho nosotras todo, absolutamente todo, no hemos tenido una agencia detrás que nos ayudara, todo es prueba-error y es supergratificante cuando ves a toda esa gente real que hay detrás.

¿Cómo ves a Minimoi de aquí a 5-10 años?

Igual que ahora pero con más gente porque, por suerte, cada vez tenemos más trabajo pero la esencia será la misma seguro: seguir encontrando cosas distintas que nos encanten.

¿Pero seguiréis con el mundo niños o habrá algo más?

Esto no te lo sabría decir porque cada vez la barrera es menos definida. A veces publicas cosas que parecen de niños pero de repente les gusta a un público adulto… por ejemplo: las luces quitamiedos. En principio son para dormir bebés, pero son tan monas que incluso hay gente que no tiene hijos y las compra como elemento decorativo.

Dejamos salir a la niña que llevamos dentro…

¡Exacto! ése es el espíritu de Minimoi… cosas que despierten un poco tu alma de cuando eras pequeña y que te hagan volver a ser un poquito niña.

Son cosas que te arrancan una sonrisa y no tienes porqué tener hijos para apreciarlas… puede que tengas ese alma de fantasía dentro que conecta con tu yo pequeño. De ahí el nombre “mini-moi”: que significa pequeño yo en francés.

Pues hasta aquí con esta primera entrevista… me quedo con su convicción de seguir adelante, su pasión por el trabajo, su buen gusto al escoger productos y sobretodo por esos valores tan marcados (la familia es lo primero!) que la han llevado a crear una empresa de la que muchas grandes deberían tomar ejemplo y en la que sospecho que sus trabajadoras se deben sentir muy queridas.

Qué os ha parecido? Os gusta esta nueva sección? Quién será la próxima?? Si os apetece saber quién hay detrás de alguna marca o empresa que os guste decídmelo, las sugerencias son más que bienvenidas!

Vacaciones con familia numerosa?

Claro que sí, guapi! Aunque quizás deberían llamarlas: la prueba de resistencia anual. Y es que sí, son vacaciones porque estamos todos en casa pero lo de descansar, dormir hasta quedarte hinchada, y tomar mojitos durante la puesta de sol está reservado a otros.

Aunque en mi optimismo habitual, si superamos lo del año pasado podemos con todo! La baby nació la última semana de cole y casal de los hermanos así que cuando tenía 5 días estábamos todos en casa y mi marido y yo éramos una extraña versión de The walking dead porque no dormíamos de noche (la baby llevaba el horario cambiado y con sus lloros despertaba al mediano, así que nos repartíamos atendiendo cada uno a uno) y de día era un festival porque al papi le tocaba entretener a dos y a mi “teta, teta y más teta”.

En fin, que si pudimos con eso este año pinta mejor. Además también hemos aprendido que con niños el “divide y vencerás” no funciona. Siempre es mejor sumar… me refiero a añadir niños a la ecuación (aunque mis amigas que tienen sólo uno flipen cuando les digo que me traigan al suyo a jugar a casa). Es decir, si viene algún amiguito a casa se distraen más que con nosotros. Así que siguiendo esta máxima, estas vacaciones las pasaremos con unos amigos que tienen dos hijos de las edades de nuestros mayores. Los adultos seguiremos en minoría pero tenemos la secreta esperanza (o no tan secreta) que se entretengan un poco solos y dejemos de oír a caaaada momento “maaaammmaaaaaa” y “papi mia, mia mia!!” (mia= mira)

El plan será playa y piscina, o piscina y playa y paseíto. Y ya está. Para mí será un reto porque soy más de ir a ciudades (ya vivimos en la playa) y descubrir cosas nuevas, pero entiendo que ahora estamos en una fase en la que sería un suicidio hacer lo de antes porque no disfrutaría nadie. Y aunque para mí no sean las vacaciones soñadas, ahora que lo he escrito tampoco me parece tan mal plan!

Así que me tomaré este mes de agosto de “descanso” e intentaré coger fuerzas para septiembre porque llegan grandes cambios. Va a ser como mi “enero” particular y tengo una lista de propósitos encabezada por: dedicarme más tiempo a mí. Después de un año con la baby 24/7 (solo me he despegado de ella unas horas) hemos decidido que en septiembre irá a la guarde unas horitas con su hermano. Creo que será beneficioso para las dos porque ella cada vez necesita distraerse más y yo necesito tiempo para hacer todas las tareas que he ido postergando a lo largo de estos meses. La principal: volver a hacer deporte, porque ya no es que lleve los kilos de este último embarazo, es que aún no me había sacado de encima todos los del anterior!! Así que a sudar toca, y a comer mejor también. Luego quiero organizar la casa que está que ni os cuento… además en vacaciones haremos cambio de habitaciones y tocará mover un montón de cosas de sitio, la idea es mover ahora lo imprescindible (las camas, vamos) y en septiembre yo me encargo del resto. Y por último, casi lo más complicado, buscar un trabajo que me guste y que me permita conciliar con la familia. En mi sector va a ser misión imposible pero no quiero descartarlo del todo porque me encanta. A ver qué encuentro porque de momento no he mirado mucho (cada vez que lo hago me da bajón) y mientras voy buscando aprovecharé para formarme porque en estos dos años han aparecido mil cosas nuevas que no domino. Ésta es mi lista de propósitos principales, espero cumplirlos todos y que no se queden en una mera wish list!

En fin… que me he desviado un poco del tema vacacionero. Os deseo muy buen verano a todas ( y todos, que me consta que algunO también me lee) y que nos vemos a la vuelta con más cositas que he ido pensando también para el blog.

Vosotras qué plan tenéis estas vacaciones?? Contadme va! Pero por favor, si vais muy lejos o tenéis un superviaje, ponedlo también pero disimulando un poco… en plan “buf, tengo que hacer una de horas de avión” o “madre mía qué narices vamos a comer en ese país tan exótico”.

Babies… A disfrutar y descansar a partes iguales! Besos!!

La maternidad es un plus, de la A a la Z

Me voy a estrenar en el blog contándoos cómo vivo yo esto de ser mamá. Siempre he dicho que la maternidad es un plus y no un lastre como parte de la sociedad, o más concreto alguna empresa, nos quiere hacer creer. Preguntas como ¿quieres tener hijos? en plena entrevista de trabajo deberían estar prohibidas (y de hecho en algunos países europeos, de los que estamos a años luz en tema de conciliación, están prohibidas). Pero de estos temas más serios ya hablaremos otro día porque da para un post, y dos y tres…

Hoy, en mi ataque de optimismo habitual, os voy a enumerar de la A a la Z todos los pluses que me ha dado la maternidad. Para saber todo lo malo buscáis a Samanta Villar y ya os lo cuenta del derecho y del revés!

A ver, que yo no digo que todo sea bueno ni de lejos, pero lo malo también tiendo a tomármelo con humor y pasa mejor.

Venga, empezamos:

A: Amor??? nooo…sería demasiado obvio! A de Apreciar las pequeñas cosas…desde volver del cole con tu hijo de la mano, hasta la ducha de 10 minutos en lugar de 5 que te has podido dar hoy. Todo cuenta!

B: Besos, yo ya era besucona pero con hijos aún más…Besos y caricias se multiplican por mil y es algo que me encanta porque nos estamos volviendo una sociedad que se “toca” poco y me parece algo fundamental para establecer vínculos.

C: Calor, sí queridas… pasas mucho “caloret” porque tienes a tu enano pegado cual lapa los primeros años de vida. Para mí es algo positivo porque soy friolera peeero en verano y con los tres reconozco que hasta yo sudo.

D: Determinación, el tiempo es oro así que me he vuelto súper-determinada… se acabaron las dudas y el “Y si…?”

E: Empatía, ser mamá te ayuda a ponerte en el lugar del otro y tratar de entender qué le pasa (por si no lo hacías ya antes).

F: Felicidad, esta no hace falta que la explique no?

G: Guapa, tú no te ves guapa en absoluto con tus kilos de más y tus pelos de loca pero ellos te ven la más guapa del mundo así que créetelo un poco más y fuera manías!

H: Quién inventó la H?? para qué sirve?? no sé… hueco? El mini-hueco que te queda en la cama cuando se meten todos dentro?? No es muy plus a no ser que te lo tomes como que aprendes el arte del contorsionismo… cuela?

I: Ilusión, te vuelves a ilusionar por cosas que habían quedado desterradas… en mi caso la Navidad, ahora me encanta!

J: Jaleo, olvida el silencio, yo soy de hablar flojito y me molesta la tele alta pero he aprendido a vivir con el jaleo que implican los niños y ahora cuando hay silencio en casa lo hecho de menos (bueno, no siempre, pa que nos vamos a engañar, pero a menudo sí…)

K: Kondo, menudo invento…toda la vida he doblado la ropa interior como ella dice (tengo una amiga que se reía de mí diciendo si ponía a “desfilar” mis braguitas…) y las camisetas igual para que ocupen poco, pero cuando tienes muchos hijos y poco espacio la cosa se vuelve un must… lástima de no haber escrito yo el libro antes… me hubiera forrado!

L: Lavar y lavar, te vuelves una experta en lavadoras… qué recuerdos cuando sólo eramos dos y me costaba llenar la lavadora “blanca”.

M: Malabares, otro arte que aprendes y, si eres mamá de familia numerosa, la acabas dominando a la perfección. Yo de vez en cuando oigo el redoble de tambores detrás de mí… imagino que Paloma (7ParesdeKatiuskas) vive con una orquesta pegada a su espalda (desde aquí mi más sincera admiración querida, las que no la conozcáis ya estáis tardando en darle al link!)

N: Novedad, para los niños todo es nuevo y para mi muchas cosas también lo son porque ellos le dan otro enfoque así que acabas viendo con otros ojos cosas totalmente cotidianas.

Ñ: Ñoñería, para qué negarlo, en ocasiones las mamás nos ponemos ñoñas, en especial cuando nos aparece en el móvil un aviso de “redescubre ese día” y pam, una foto de tu mayor con 5 meses, así sin anestesia… pues a mí se me llenan los ojos de lágrimas, para que os voy a mentir.

O: Organización, mi gran aliada, y la he desarrollado en grado sumo cuando en cuanto han empezado las extraescolares… es cuestión de supervivencia.

P: Puntualidad, va a brillar por su ausencia y esto va de pluses así que… va a ser P de Pasapalabra.

Q: Querer, vas a querer hasta límites insospechados! de esto va la maternidad.

R: Respeto, una de las cosas más importantes que he adquirido con la maternidad es a respetar a todo el mundo y sobretodo a no juzgar porque acabas diciendo/haciendo cosas que jamás pensabas que acabarías haciendo así que r-e-s-p-e-c-t!.

S: Satisfacción, ver cómo crecen, cómo aprenden, cómo se ilusionan, cómo tropiezan y vuelven a levantarse solitos… todo eso te proporciona una satisfacción indescriptible (paro porque voy a acabar en el punto Ñ)

T: Tenacidad, no te das por vencida con facilidad. Cuando sabes que algo es lo mejor para tus hijos no te das por vencida hasta que lo consigues. Con ellos a veces te rindes antes…depende del cansancio del día….

U: Unicidad, para tu hijo eres única y además la mejor. Te suena lo de “Madre no hay más que una”? Para lo bueno y para lo malo!

V: Valorar, vas a valorar más a tu madre pero desde luego a quién vas a idolatrar va a ser a tu abuela que, con la mitad de medios que tu, probablemente tuvo el doble de hijos.

W: Whatsapp… no sé si es muy plus, pero aprendes a lidiar con tropecientosmil grupos de whats tipo “obra inglés”, “regalo profe”, “regalo profe obra inglés”.

X: Xilofonista, sí, si hace falta aprenderás a tocar el xilófono o hacer el pino puente… ya os he dicho que no hay persona más tenaz en el mundo que una madre, y si tu hijo te pide algo, acabas haciéndolo. Bueno, sí hay alguien más cabezona que una madre y es….en efecto, una embarazada.

Y: Yo, reivindicar nuestro yo se hace necesario para no acabar siendo siempre la mamá de… Esto es vital.

Z: Pues de que va a ser… de Zoo! Vas a volver al zoo y no te va a gustar ni de lejos porque no entenderás qué narices hacen esos pobres animalillos ahí metidos pero a tus hijos les va a encantar como a ti de pequeña.

Pues ya lo tenéis, ésto es parte de lo que me ha aportado o mejorado la maternidad. ¿Y a vosotras, qué pluses os ha aportado? Los mismos o tenéis otros? Contadme un poco porque seguro que hay un montón de los que no soy ni consciente.